free bootstrap templates
René Alquézar Zamora

Nacido en la pre-guerra civil en Tormos (Pantano de la Sotonera), sus padres eran originarios de Laluenga, donde vivió de los 6 a los 14 años. Tras un breve pero fructífero y grato paso por Berbegal, y también de una corta estancia en Huesca capital, emigró a Barcelona en el año 1950, como tantos otros en aquella época. En la Ciudad Condal se va formando en gestión empresarial y aprendizaje de idiomas. Ya como ejecutivo en esa área mantiene una constante actividad viajera que durante más de cuarenta años le llevó a numerosos países en los cinco continentes, viajes profesionales que simultanea con otros turísticos o de aventura, y con los que continua en la actualidad.
Trotamundos incansable, ha visitado una buena parte de las más importantes ciudades del planeta y recorrido muchos de los lugares más atractivos e insólitos: desde el Círculo Polar Ártico a las cálidas islas de coral del Pacífico Sur; desde los ardientes desiertos y espectaculares cañones del lejano oeste norteamericano a las selvas australianas; desde hermosos valles en el Himalaya hindú y los singulares paisajes del sur de China a las altiplanicies bolivianas… De Nueva Delhi, Pekín o Sydney a San Francisco, Estocolmo o El Cairo … Afición viajera compartida con una permanente dedicación a la lectura y a la música clásica.
Y a pesar de hallarse afincado en Barcelona desde hace más de medio siglo y de su febril espíritu de aventura, nunca perdió contacto con los pueblos y tierras de sus raíces por los que ha demostrado gran devoción y cariño en todo momento.
Casado con Áurea Mancho Ciria, nacida en Laperdiguera, siempre se sintió plenamente integrado entre sus habitantes y amistosamente correspondido por ellos.
Ya jubilado, colabora desde hace unos años con la Obra Social y Cultural de Ibercaja a través de “Espacio Castillo Montearagón” de Huesca, mediante la proyección de vídeo-reportajes de sus largos periplos, montados por él mismo, y con artículos en la revista “Pinceladas” publicada por dicho Centro. Uno de estos trabajos fue presentado al “VI Certamen Literario de Relato y Poesía”, de ámbito nacional, organizado y patrocinado por Ibercaja, obteniendo el segundo premio. Se trata del texto titulado “Una noche con sol en el Círculo Polar Ártico” y que lleva por subtítulo “Paisaje del Somontano visto desde los 71º de Latitud Norte”.
Quizás una síntesis de los rasgos más característicos de René Alquézar puede quedar reflejada en el epílogo que Pascual Ascaso, director de la revista “Pinceladas” antes mencionada, añade al final de la entrevista que le hizo para la misma, bajo el epígrafe de “Al habla con …”:
“Su sensibilidad extraordinaria, su trato delicado, su humanidad, su espíritu viajero, su pluma fácil, sus dotes de observador y , en fin, su rica personalidad, es lo que me movió a entrevistar a este apasionante personaje que, a buen seguro, a nadie habrá dejado indiferente.”